INICIO

| LOCALES | REGIONALES | NACIONALES | INTERNACIONALES | DEPORTES | CULTURA | TECNOLOGÍA | CONTACTO

12/07/2019


Comunicado sobre la situación de los RSU en San Martín de los Andes

A la opinión Pública de San Martín de los Andes:
Nosotros, desde la Comisión Permanente para la Transición Energética de San Martín de los Andes (Comisión TESMA), entendemos que el tratamiento de los residuos sólidos es un aspecto clave de la planificación y la gestión urbana, sobre todo en una ciudad en franca expansión, como la nuestra. La problemática actual con respecto a nuestros residuos, es el resultado de políticas sin planificación previa, avanzando detrás del inconveniente, lo que conlleva irremediablemente a remiendos y soluciones de corto plazo.

Como vecinos y profesionales, trabajamos para promover la transición hacia un modelo diferente de ciudad, con énfasis en la sostenibilidad, principalmente en la generación y el uso de energía procedente de fuentes renovables y el paso a una economía con bajas emisiones de carbono.

Proponemos avanzar hacia una política de Basura Cero, en el marco de una economía de tipo circular, la cual apunte a disminuir gradualmente los residuos llevados a disposición final, estableciendo para ello metas concretas. Para lograr este objetivo es necesario encarar el problema a través de distintas estrategias como ser: reducción de la generación de residuos, reutilización, reciclaje (incluyendo compostaje y biodigestión de residuos orgánicos para generar energía).

En muchas ciudades e incluso países del mundo se han adoptado políticas de basura cero: San Francisco (EEUU), Canberra (Australia), Kamikatsu (Japan), Halifax (Canada), Nueva Zelanda, son algunos ejemplos. En Argentina, la ciudad de Buenos Aires sancionó en noviembre de 2005 la ley 1854, conocida como Ley Basura Cero mediante la cual se establecieron metas de reducción de la basura llevada a disposición final, que apuntan a que la ciudad deje de enterrar residuos reciclables o aprovechables para el año 2020. La ciudad de Rosario y la ciudad de La Plata han seguido caminos similares.

Promover la inversión local en la generación de energía a partir de gasificación y/o pirólisis, socavaría una de las piedras angulares de la política económica circular hacia la cual debemos avanzar a futuro, y en particular la jerarquía de los residuos. Esta jerarquía establece un orden de prioridad en la prevención y gestión de residuos: los residuos deben evitarse en primer lugar, prepararse para su reutilización y, a continuación, reciclarse. La gasificación y/o pirólisis, solo debe utilizarse como último recurso.

Creemos que la propuesta de Waste to Energy (Convertir residuos en Energía) presentada en nuestra comunidad por la empresa Hormigomax S.A, presidida por el Sr. Pedro Werefkin, es una distorsión perjudicial de las normas sobre energías renovables que aplican en nuestro país, y no es coherente con el sistema de economía circular que debe impulsarse en San Martín de los Andes, en el marco de la transición hacia una ciudad más sostenible, ni tampoco con las políticas climáticas que se buscan llevar a cabo desde la Municipalidad. Pedimos integridad en la formulación de propuestas sobre la resolución del problema de los Residuos Sólidos Urbanos, y, en particular una exclusión explícita de la generación de energía en base a RSU.

No transformemos la disposición de residuos en negocio rentable, donde solo la generación de más basura garantiza la sostenibilidad del modelo.